Partiendo de botánicos seleccionados, elaboramos bebidas con unos procesos artesanales de maceración y destilación en alambiques de cobre centenarios, con lo que conseguimos sabores y aromas únicos, genuinos de cada planta.

Y es que el sabor necesita tiempo y nosotros apostamos por el lento goteo de nuestros alambiques.

Nos olvidamos de la producción en masa y las plantas de fabricación automatizadas para volver a la tradición de lo manual, al valor de la artesanía y el saber hacer de las personas, regresar a la naturaleza dejando atrás lo artificial.


Y aplicamos esta filosofía a nuestros productos.

Procesos artesanales

Selección

Seleccionamos todos los botánicos (cortezas, flores, frutos…) en los países donde tienen su hábitat original, y con la certificación de cultivo dentro de la normativa de agricultura ecológica; así podemos garantizar a nuestros clientes la autenticidad y equilibrio de sus aceites esenciales
sin alteración externa alguna.

Utilizamos únicamente botánicos orgánicos (17): corteza de quina; piel de naranja, de limón, de mandarina y de lima; cardamomo; kalonji; piel de yuzú; flor de azahar; violeta; fresa; jengibre; vainilla; clavo; canela; cúrcuma; y azúcar de caña.

Maceración

Una mezcla de alcohol y agua actúa durante 3-6 semanas para extraer los componentes solubles de los botánicos.

Destilación

En alambiques de más de 200 años de historia se produce la destilación. Se extraen y concentran los aceites esenciales de cada botánico.

Combinación

Se mezclan los aceites esenciales con zumos naturales, azúcar de caña y agua purificada.

LA GAMA ORGÁNICA

Los procesos de maceración, destilación y mezcla se llevan a cabo siguiendo estrictos procedimientos artesanales, certificados por las normas de producción orgánica.

Nuestras bebidas orgánicas son bebidas responsables, y no los sabores artificiales y el alto contenido de azúcar que se usan típicamente en los refrescos tradicionales.

Estamos hechos de:

Cuidamos del medio ambiente

LA AGRICULTURA LOCAL

Apoyamos cultivos de pequeñas explotaciones en los lugares de origen.

EL ENTORNO

Estos botánicos se obtienen respetando el entorno, ahorrando recursos naturales (agua y energía) y evitando contaminaciones del suelo y del agua. Esta actividad genera mayor mano de obra, contribuyendo al sostenimiento de pequeñas comunidades rurales.

LA CALIDAD

En la agricultura ecológica los botánicos se desarrollan al ritmo natural de crecimiento de cada planta, repercutiendo de esta forma a la consecución de una mayor calidad de sus propios atributos.